Comunicación interna, marketing online, on, off… aquellos términos viejunos.

Estaba ayer disfrutando como un enano del II Foro DCOM, que organizamos desde Dircom Norte cada año, y entre los muchos aprendizajes que saqué, hubo un planteamiento que me hizo pensar…

Creo que en 2020, cuando celebremos el V Foro DCOM, recordaremos que la segunda edición se articuló en torno a la comunicación interna.

Y posiblemente nos reiremos pensando: “¿Recuerdas esos tiempos en los que distinguíamos entre comunicación interna y externa?”.

En el II Foro DCOM pudimos escuchar a Ángel Alloza, María del Barco y Jesús Zorrilla. Tres primeros espadas. CEO en Corporate Excellence, directora del observatorio en Atrevia, y DIRCOM en Volkswagen Navarra, nada menos.

Y los tres coincidían, y nos hicieron ver, que no tiene sentido hablar de comunicación interna. Porque lo que le cuentas a un empleado, en cinco minutos está en la calle.

Alloza, por supuesto, expuso la conveniencia, necesidad, de convertir a los miembros de la organización en embajadores de la marca. Y si esto es así, ¿cómo distinguir entre lo que les dices a un compañero y a un vecino o a otro stakeholder?

Zorrilla, por su parte, explicó cómo a los cinco minutos de comunicar la concesión del vehículo a la plantilla, un anhelo histórico para Volkswagen, la noticia ya estaba en la calle. Y cómo le parecía fantástico que esto hubiera pasado, dejando atrás viejos miedos o temores. Porque demuestra el orgullo del equipo por un logro de la empresa. Un orgullo tal que no dudaron un minuto en compartirlo con sus seres queridos.

Y María del Barco ratificó la idea y puso casos de éxito en organizaciones (Mahow San Miguel y McDonalds) donde habían entendido y aplicaban esta idea.

Terminos viejunos.

Y es que tenemos que ver cómo el paso del tiempo, a quienes hablamos de comunicación, nos cambia el paso.

Entre los clientes de Coonic, muchos han decidido unir sus departamentos de comunicación tradicional, que miraban el número de impactos con los medios y la calidad de los mismos, y el departamento de contenidos digitales, encargado básicamente del mantenimiento de la web y las redes sociales.

On y off, separados. Qué despropósito, ¿no? Como si la empresa tuviera mensajes distintos según el canal.

¿Y si hablamos de marketing online? Pues lo mismo. Hay un caso de éxito en el blog de usingbeacons, que me fascina. Es una iniciativa de Timberland en Nueva York. Permite que un usuario que acude a una tienda, vea un producto que le gusta a través de su teléfono móvil. Al hacerlo, conseguirá muchísima información de todo tipo. Materiales, calidades, precios, promociones, etc. Pero si no compra el producto, posiblemente, cuando llegue a casa le llegue una notificación push recordándole que el producto le gustaba, e invitándole de nuevo a comprarlo: “Si das al botón ‘compra ya’, te lo mando y lo tienes en casa mañana”. ¿Es eso marketing digital, trade marketing o qué?

Comunicación. Cuando escucho un programa de la Cadena Ser, grabado y ofrecido exclusivamente a través de su canal de Podcast, ¿es comunicación on u off, radio o podcast? ¿Y qué más da?

Futuro.

En realidad, decimos que somos muy tecnológicos, pero estamos en el mismo punto de hace quince años. Queremos que nuestros mensajes llegen, en tiempo y forma, a nuestro público objetivo.

Antes, cuando podrías comprar la diferenciación y la notoriedad invirtiendo muchos euros en un anuncio en un gran medio, alquilabas temporalmente la audiencia del medio para ganar notoriedad y ventas.

El panorama se ha complicado, pero aún tratamos de conseguir la atención de la audiencia. El escenario es algo más complejo y cambiante. Pero se trata de lo mismo: utilizar los medios a nuestro alcance para conseguir la atención de nuestro público objetivo. Pero ahora tenemos la suerte de poder elegir. Podemos generar nuestra propia audiencia o podemos alquilar temporalmente la audiencia de otros (lo que llamamos publicidad, vamos).

Todos contamos con más de setenta formas y canales diferentes para contactar con nuestra audiencia. Y nuestra audiencia ya no mira los dos únicos canales de televisión a su alcance, sino que tiene cientos de opciones. Además, sus usos y costumbres han cambiado: ya en 2012 Google publicó un estudio que revelaba que el 77% de los adultos que veía la televisión en Estados Unidos, lo hacía a través de dispositivos móviles en su mano (smartphone, Tablet o portátil). La audiencia, hoy en día, no es pasiva y están esperando que les llames a la acción… Entendámoslo así, porque es una gran oportunidad.

Este post lo publiqué previamente en mi blog: http://www.ibarrondo.es

Socio director en DATA Comunicación. Me gusta hablar de estrategias de comunicación y de la generación de audiencias propias.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store